lunes, 20 de febrero de 2012

#24h24p

Nuestros compañeros de Cuidando.es, Antonio Jesús y Serafín, los turroneros de la blogosfera, cumplen dos añitos en la red y con motivo de esa celebración tan especial, han puesto en marcha la segunda edición de #24h24p. Una iniciativa que pretende dar visibilidad a los Cuidados de enfermería, pero que también va a propiciar que se hable, se debata y se reflexione sobre los cuidados en salud en general.


Los temas propuestos para este año son: trabajo en equipo y disminución de la brecha digital. He estado varios días pensando sobre cuál de ellos tratar el post con el que colaboro como blog adherido a #24h24p. Pues aquí estoy, a tan solo unas horas del gran evento y sin decidirme.

Por suerte, el problema no es no tener nada que contar de cada uno de esos temas, sino más bien lo contrario. Gracias a mi trabajo en emergencias creo conocer las virtudes del trabajo en equipo y, dada mi reciente pero intensa inclusión en la Salud 2.0, he podido comprobar en primera persona la gran brecha digital que existe entre las diferentes comunidades autónomas españolas.

Equipo, brecha, equipo, brecha, equipo, brecha.....

El trabajo en el campo de las emergencias es, cuanto menos, particular. Horarios, ambiente, equipo de trabajo, técnicas, material, protocolos... casi todo cambia con respecto al trabajo en una planta de un Hospital o en un Centro de Salud.

Fuente: http://hierbascomunicacionales.wordpress.com

Nuestras guardias son de 24 horas, lo que supone un día completo compartiendo trabajo, comidas, siestas, manías, desdichas, alegrías, cabreos y experiencias con otros tres compañeros. Ese roce casi siempre hace el cariño, pero reconozcamos que cada uno es de su padre y de su madre y hay caracteres especiales que son incompatibles por naturaleza. Cuando algo así sucede, un día de guardia puede ser un auténtico sufrimiento.

Nuestra labor profesional se desarrolla normalmente en un "terreno hostil", es decir, no son los pacientes los que vienen a nuestro hospital, a nuestro box, a nuestra planta, sino que, en la mayoría de los casos, somos nosotros los que vamos a buscarles. En ocasiones les atendemos en su casa o en la de un familiar, y otras veces en plena calle, en un bar, en un supermercado, o en medio de una carretera. Nunca sabemos de antemano dónde vamos a colocar al paciente, dónde vamos a colgar el suero, ni siquiera si tendremos espacio para poder trabajar. Cuando llegamos, lo primero que hacemos es redecorar la casa (como el Ikea). Mueve cama, retira mesilla, descuelga cuadro... intentando trabajar lo más cómodamente posible.

Cuando atendemos a un paciente en vía pública, o un accidente en una carretera, suelen cumplirse todas las Leyes de Murphy habidas y por haber. El accidente siempre está en el sentido contrario por el que vas en la autovía, la visibilidad será nula, si es Agosto serán las 4 de la tarde y si es Febrero las 2 de la mañana, con nieve, frío o lluvia. El paciente más grave será el menos accesible y se te habrá pinchado la férula que necesitas para inmovilizar la fractura. Además siempre, siempre, siempre, su cuello no corresponde con ninguna talla de collarín.

El material es limitado. Sí, ya sé, me diréis que en todos los sitios el material es limitado, pero nuestro stock o almacén se encuentra en nuestra base, por lo que si se acaba (o no se repone) algo de lo que va en los maletines o la ambulancia, hay que improvisar. Igualmente hay que improvisar a la hora de movilizar y trasladar pacientes. Dependiendo del tipo de patología, del estado (más o menos crítico), de la envergadura y del lugar donde se atiende al paciente, llevarlo hasta la ambulancia puede convertirse en una auténtica odisea. A veces es necesario incluso solicitar apoyo de los bomberos para poder bajar a un apersona desde su casa. Edificios sin ascensor, escaleras estrechas, curvas imposibles..

El equipo humano es también limitado. En nuestro caso, un Técnico-Conductor, un Técnico en Emergencias, una Enfermera y un Médico. Si alguien no sabe hacer algo, o lo hace un compañero de la guardia o nadie va a venir a ayudarnos. 

En los accidentes debemos coordinarnos con Policía, Guardia Civil y Bomberos. En otras ocasiones la coordinación hay que hacerla con nuestros compañeros de Atención Primaria, o con los del helicóptero. A veces incluso nuestro equipo debe dividirse para tratar a varios pacientes graves a la vez. Y aún así, seguir funcionando como uno sólo.

Los pacientes que atendemos no siempre son de carácter "emergente". Atendemos urgencias, emergencias y también banalidades. Pero lo cierto es que cuando se trata de un paciente grave el trabajo debe realizarse de forma ordenada y a poder ser, sin prisas. Hay que ir rápido pero sin "aturullarse", sin ponerse nervioso, con cautela y reevaluando el estado del paciente cada poco tiempo para que no se nos escape nada.

El paciente grave, el que está en riesgo de perder la vida o de sufrir graves secuelas derivadas de la enfermedad o accidente, ese paciente es un reto. Ahí es donde el equipo debe funcionar como un engranaje. Cada uno sabe qué es lo que tiene que hacer, cada uno sabe dónde tiene el material que necesita, cada uno confía en lo que está haciendo el otro. Debe haber una comunicación efectiva entre los miembros del equipo, sin dar gritos, sin reproches. Debemos estar coordinados, debemos estar adiestrados en todas las técnicas y trabajar de la mano para conseguir nuestro objetivo común: salvar la vida de esa persona.

No podemos preguntar a ningún otro médico que está en el box de al lado una duda sobre patología, ni llamar a otra enfermera para que coja una vía que se nos resiste .No podemos esperar a los rayos, los gases ni la bioquímica para poner el tratamiento. No podemos consultar al cardiólogo el electro que no nos queda claro. No hay tiempo.

Dicen que el trabajo en equipo se basa en las "5 c": Complementariedad, Coordinación, Comunicación, Confianza y Compromiso. Yo añadiría una más, Compañerismo. 


Así debe ser el trabajo en equipo en emergencias.







4 comentarios:

  1. Muchas gracias Esther, está claro que si aún siendo múltiples los lugares donde el trabajo en equipo es importante, en el caso de las emergencias lo es mucho más.
    Gracias por hablar de cuidados y salud en un día como hoy.
    SERAFÍN Y ANTONIO JESUS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros por esta maravillosa iniciativa.

      Eliminar
  2. Uoooo! qué trabajo más movidito nena! son 24 horas en las que sigues aprendiendo y mejorando, con ayuda de tus compañeros. Compartir, aprender, enseñar, innovar... salvar vidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Laila. Y además me gusta lo que hago! gracias!

      Eliminar