domingo, 12 de febrero de 2012

MANIFIESTO VITAL

Así es. Rotundamente. Hay cosas en la vida que son vitales y éste manifiesto lo es, no solo por la importancia de lo que contiene sino porque puede salvar muchas vidas.

Me estoy refiriendo a la iniciativa #EdCivEmerg. Una plataforma que nació a partir de un tweet "inocente" de @LuisSerranoR a la delegada del Gobierno en Madrid, @ccifuentes, donde le proponía incluir conocimientos sobre emergencias, protección civil y seguridad en la nueva asignatura Educación Cívica y Constitucional.

Esa mañana del día 1 de Febrero, mientras me dirigía a la guardia, escuché la noticia de la reforma educativa en la radio y durante unos momentos pensé en la oportunidad que suponía ese cambio de asignatura para que se incluyeran conocimientos de Soporte Vital Básico en la educación escolar, pero la cosa se quedó ahí. Es por la noche, mientras revisaba mi TL en Twitter, cuando encuentro el tweet de @LuisSerranoR. Le hago un ReTweet y me apresuro a contestarle, diciéndole que eso mismo había pensado yo al oír la noticia en la radio.




Es cierto que la vida te cambia en un instante, que a veces no hay que pensarse tanto las cosas porque se nos puede escapar el tren. Que hay momentos decisivos en la vida de las personas que determinan su futuro o incluso el de los demás. Creo que ese tweet es una prueba fehaciente de ello.

La historia de #EdCivEmerg os la cuenta de primera mano @LuisSerranoR en su blog "Información de Emergencias y Catástrofes". Un post publicado el 9 de Febrero que tan sólo tres días después parece escrito en un pasado lejano.

Así es y así ha sido #EdCivEmerg desde el principio. Un torbellino que se expande a la velocidad impuesta por las reglas de las Redes Sociales, donde cada día equivale a una semana en la vida real. Las herramientas 2.0 puestas a nuestro alcance, y usadas de manera magistral por todos los que componen #EdCivEmerg han hecho posible un avance espectacular en tan solo 12 días. Queda muchísimo trabajo, lo sabemos, pero no podemos dejar de maravillarnos por el poder de las redes ni de marearnos ante este ritmo vertiginoso de los acontecimientos.

Pero no olvidemos algo, lo más importante. Las Redes Sociales y las herramientas 2.0 nos permiten una conexión y una transversalidad que no puede compararse a ningún otro canal de comunicación, pero lo que mueve y hace posible todo esto son las personas que están detrás de cada perfil y de cada avatar en cada una de las Redes Sociales.

Y esa es la piedra angular de #EdCivEmerg: las personas.

Personas apasionadas por su trabajo en el campo de las emergencias (periodistas, sanitarios, bomberos, policías, seguridad, protección civil, etc), concienciadas con la necesidad de crear una cultura de primeros auxilios, autoprotección y seguridad en nuestra sociedad. Personas que realizando un gran esfuerzo, con una gran implicación y de manera voluntaria están invirtiendo su tiempo en un proyecto que salvará muchas vidas. Personas que están trabajando codo con codo desde distintos lugares de nuestra geografía (e incluso desde el extranjero) con una gran coordinación sin ni siquiera haberse visto en persona. 

Todos nosotros estamos seguros del beneficio que supondría incluir conocimientos sobre emergencias, protección civil y educación vial en el currículo escolar y por eso creamos el manifiesto, para recoger las firmas de todas aquellas personas que creen que esto es necesario. 

Y por eso, el éxito de esta iniciativa, depende nuevamente de las personas. Las que nos leen, nos escuchan y nos ven en las Redes Sociales y en los medios de comunicación. Las que nos conocen y las que nos ayudan a difundir la iniciativa, las personas que hay detrás de las instituciones y sociedades que se han unido a #EdCivEmerg. Las personas que desde sus puestos en la administración nos tienden una mano. Pero sobre todo, las personas que firman nuestro manifiesto. Cada firma es un logro, un soldado más en este ejército solidario y pacífico que pretende un mundo mejor y más seguro para ellos y las generaciones venideras.

Por eso este manifiesto es vital. 

Como enfermera de emergencias mi interés por #EdCivEmerg es más que justificado. La evidencia científica dice que 3 de cada 4 paradas cardíacas tienen lugar en el domicilio de la propia víctima, y que un adecuado entrenamiento en medidas de soporte vital básico a toda la población evitaría muchas muertes por esta causa. Además, unas nociones sobre Primeros y Auxilios y reconocimiento de situaciones de emergencia disminuiría las secuelas y también la mortalidad de muchas patologías que atendemos frecuentemente en los Servicios de Urgencias y Emergencias.

Por otro lado, en situaciones de emergencia colectiva (incendios, derrumbes, terremotos, inundaciones, etc.) saber cómo actuar correctamente puede salvar tu vida y la de quienes te rodean. Una población adiestrada e informada es una población segura, no os quepa la menor duda de ello. 

Pero no sólo me mueve mi parte profesional a apoyar la iniciativa #EdCivEmerg. Como madre quiero que mi hijo sepa qué hacer y qué no hacer en caso de emergencia. No solo hablo de poder ayudar a alguien que sufre un accidente o una enfermedad, hablo de que no ponga en riesgo su vida (ni la de los demás) debido a un comportamiento inadecuado. Quiero que en el futuro sepa qué hacer si hay un incendio en su colegio, quiero que se asegure de que su vida no está en riesgo antes de bajarse del coche en medio de una carretera para socorrer a alguien que lo necesita, quiero que ayude a su amigo que se atraganta en una fiesta de cumpleaños y que sepa a qué número llamar en todos los casos. Yo no voy a poder estar junto a él cada minuto de su vida para protegerle y ayudarle, por lo que mi única opción es dotarle de los conocimientos necesarios para poder actuar en situaciones de riesgo y confiar en que él será capaz de proceder de manera correcta. Yo me encargaré de educar en este sentido a mi hijo si nadie lo hace, por suerte, tengo la preparación y los conocimientos necesarios pero, siendo egoísta, me preocupa no saber quién va a ayudar a mi hijo si es él, por desgracia, quien  lo necesita.

Por eso este manifiesto es vital. Y por eso participo en #EdCivEmerg y lo apoyo. Tú también puedes ayudarnos a difundirlo.


No sabemos si lo conseguiremos o no, si nuestra petición será oída por el Ministerio, pero al menos ya nadie podrá decirnos que no lo intentamos.

"Los niños de hoy pueden salvar vidas mañana"


Web: www.edcivemerg.com (desde aquí podéis firmar el manifiesto)
Twitter: @EdCivEmerg   #EdCivEmerg

Gracias



8 comentarios:

  1. Enhorabuena por el post, querida @jesterhanny. Simplemente genial. Poco más puedo decir.

    Un gusto y un honor poder trabajar contigo en esta iniciativa.

    @marcoseguillor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Marcos, gracias a ti y a todos los que trabajan para que este mundo sea un poquito mejor y más seguro.
      El placer, sin duda, es mío.

      Eliminar
  2. Magnífico post Esther. Gracias por tu valiosa aportación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte Mª Luisa. Un placer tenerte en mi casa.

      Eliminar
  3. Gracias por poner en marcha esta iniciativa. Creo que luchais por algo mas que necesario, y que en otros paises de nuestro entorno esta contemplado y regulado.
    Bravo, podeis contar conmigo para lo que os pueda ayudar.
    Mucha suerte y ojala logreis alcanzar vuestros objetivos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Azucena. Difusión, difusión y difusión. NEcesitamos llegar a todos los rincones.

      Eliminar
  4. Tu lo has dicho Esther, las redes sociales son personas.Personas que independientemente de su ideologia se unen en lo esencial.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Tomás. No nos olvidemos nunca de eso :-)

      Eliminar